Una comunidad de lectores
y más de medio millón de libros

Eres nuevo en quieroleer?
¡Crea una cuenta gratuita!

Registrarse

¿No sabes por dónde empezar?

Buscar tu próxima lectura es una buena manera ¿no te parece?


Crear reseña

Rosegó

Manuel Molins Casaña

Sello Editorial: Edicions Bromera, S.L.

Datos del libro

ISBN: 9788476605974
Fecha de publicación: 13/11/2001
Idioma: Catalán

Etiquetas

Todavía no se han asignado etiquetas a este libro


Añadir Etiqueta

Este libro está siendo comentado en estos grupos:

Todavía no se han creado publicaciones acerca de este libro

Últimas Reseñas

    El autor Manuel Molins Casaña (Alfara del Patriarca, 1946) es uno de los dramaturgos y hombres de teatro valencianos más importantes de los últimos veinte años. Es licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Valencia. Fundó el Grupo 49 en la década de 1970, dentro de la corriente que trabajaba por recuperar las señales de identidad de la Comunidad Valenciana. Manuel participó en diversos festivales teatrales por España y Europa. De esta época destacan las representaciones de las obras de Samuel Beckett y Bertolt Brecht.

    Por otro lado, el ilustrador Antoni Laveda (Valencia, 1951) se dedica profesionalmente a la docencia y vocacionalmente trabaja en los campos de la ilustración y la comunicación gráfica. Le gusta mucho ilustrar libros infantiles y sus extraordinarios dibujos han acompañado algunas rondallas de Enric Valor.

    También ha ilustrado muchos otros libros, entre los cuales cabe mencionar Contalles populars valencianes, Els contes d’un dia, El poble de Llepamelós…

    Comenzando con el libro del que hablaremos a continuación Rosegó, el rodamón, hay que decir que pertenece al género de teatro y que cuenta la historia de un perro negro de calle, hambriento, que un buen día entro por la terraza al piso de un hombre que acababa de perder a su perro. Eso da motivo a una relación en la que el hombre intenta educar al perro según sus valores y su concepto de qué es un perro ideal, y al contrario, el perro también intenta hacer ver a el amo que la educación y la amistad exigen un intercambio mutuo de experiencias, así como también de respeto. El enfrentamiento divertido entre los dos, encontrará el desenlace en el reconocimiento y la aceptación mutua y libre, sin sumisiones y sin relaciones de dominio.

    Este libro está recomendado para los niños mayores de diez años como observaremos en muchos detalles que a continuación comentaremos.

    Para comenzar cabe decir que esta historia fantástica y urbana, las ideas transmitidas por el autor, favorecen los valores positivos como la amistad, la educación, la libertad, la tolerancia, etc., de una manera que los niños lectores disfrutan y entienden sin problemas.

    Con respecto al tiempo y el espacio donde transcurre la obra podríamos situarla en la actualidad enmarcada dentro de una cultura urbana, en una ciudad del primer mundo donde hay niños que pueden disfrutar de una habitación propia.

    Para captar la atención de los niños, Manuel Molins introduce la espectacularidad del mundo del circo con el mundo interior de la habitación privada, elementos fantásticos del mundo del cómic y el cine de dibujos animados con un cierto realismo como ahora el futbol y otros hechos cotidianos, la diversión y la reflexión sobre los comportamientos educativos, las individualidades y el grupo, la música, el movimiento y la palabra.

    En relación a los personajes, hay dos centrales que son Lluc Recatan, el hombre, y Rosegó, el perro. Al final, también aparecen los amigos de Rosegó, un grupo de perritos que forman una banda.

    Respecto a la presentación del libro tenemos que decir que mantiene un formato de libro de bolsillo y una estructura narrativa clásica de planteamiento, nudo y desenlace dividido en cinco actos. Este tipo de estructura favorece el entendimiento de la lectura ya que todos los problemas que se plantean en la lectura quedan resueltos de manera ordenada. Además el estilo del autor es sencillo, ya que utiliza un texto con un apoyo gráfico que ayuda al niño a entenderlo mejor. Además quiero destacar que esta propuesta original, mezcla breves monólogos con diálogos ágiles y muy vivos, que combinados con las onomatopeyas y las canciones que aparecen, le dan al relato un aspecto más dinámico, lo que hace que el libro sea más entretenido para los niños. Todo esto se hace teniendo en cuenta el nivel de dificultad léxica y semántica, que en este caso, esta adecuado al desarrollo de la lingüística de los niños de 10 años y, además, hace uso de él de manera sencilla con la utilización de una variedad formal. Por eso podemos decir que el nivel de dificultad es bajo ya que el objetivo del autor es que la historia guste y se comprenda bien para poder entender lo que quiere decir esta.

    En resumen, los elementos paratextuales del libro están en concordancia con el desarrollo psicoevolutivo de los niños a quien se dirige el autor.

    Con respecto a la tipografía que utiliza podemos decir que el tipo de letra y su tamaño es adecuado para el público al que va dirigido, ya que comienza a ser una estructura de letra normalizada que se irán encontrando en los libros de adultos.

    Las ilustraciones que aparecen podemos decir que aunque ocupen ya un segundo término (alternan los colores blanco y negro), siguen siendo importantes y eso se ve porque se encuentran en la página de la derecha ocupándola con grandes dibujos fieles al texto, por tal de que el joven pueda interpretar lo que va sucediendo en la historia (relación texto e imagen).

    En cuanto al intertexto podemos decir que este libro puede asemejarse mucho con la relación que tienen Mickey Mouse y su perro Pluto. Pues en muchas ocasiones de sus aventuras acaban peleándose por tener diferentes opiniones, pero luego al terminar el episodio acaban reconciliándose y es un claro ejemplo muy parecido al que le ocurre a estos dos personajes.

    Un apartado muy curioso que nos proporciona el autor en este libro, lo encontramos al final de este mediante diversas propuestas de escenificación para realizar con nuestros alumnos.

    Antes de acabar me gustaría destacar la visión del autor ya que nos aporta un punto de vista diferente al que no estamos acostumbrados y del cual podemos aprender tanto los niños como nosotros ya que sitúa el proceso educativo en dos direcciones: el perro puede aprender del hombre, pero el hombre también puede aprender del perro.

    Finalmente, haremos una reflexión sobre la etapa de los 9 a los 11 años la cual es crítica para la consolidación de los hábitos lectores y se decide si el niño va a ser un lector funcional o no en un futuro. Como es una etapa muy importante es del todo comprensible, que muchos autores de literatura infantil y juvenil, dejen a un lado la introducción de un vocabulario nuevo (como pasa en otras edades más pequeñas) y busquen mediante onomatopeyas, canciones y otros elementos, que su historia cause placer a los más jóvenes para que consigan ser unos buenos lectores y disfruten de un buen libro, ya que una buena motivación, es un punto importante porque aprenden los diversos mecanismos de la lectura sin darse cuenta. También es muy importante que los guiemos hacia los valores adecuados, para que en un presente y un futuro se desarrollen como buenas personas y buenos ciudadanos. Por todo eso, no tenemos que olvidarnos de hacerlo no tan solo con la narrativa o poesía, sino también con el género del teatro, ya que el niño mediante la actividad dramática, puede satisfacer las necesidades de expresión y de comunicación de sus pensamientos y sentimientos, desarrollando su inteligencia, creatividad, sensibilidad y capacidad estética. Además el teatro le ayudara a conocerse mejor y mejorar su espontaneidad, la capacidad de comunicación y las relaciones personales.

    Para finalizar, decir que este libro es recomendable para todos los niños y niñas de esta etapa lectora que de manera indirecta asumirán los valores que el autor quiere trasmitir y serán en un futuro buenos lectores.


Últimas Publicaciones

    Valoración del libro Rosegó

    He puntuado este libro con 5